Errores básicos a la hora de intentar vender tus servicios de agencia por mail

Errores básicos a la hora de intentar vender tus servicios de agencia por mail

Vender tus servicios de agencia inmobiliaria a través del canal e-mail es una de las tareas más complicadas si no haces bien tus deberes. También corres el riesgo de recibir una multa si no cumples con lo que la ley exige.

Estos son algunos de los errores comunes

Errores básicos y nefastos a la hora de intentar vender tus servicio…

Antes de empezar a realizar campañas de e-mail marketing te recomiendo tomarte en serio los aspectos legales que conlleva. No te voy a hablar de términos como LOPD, ni tampoco RPGD porque es un tema que requiere consultar un abogado para no pillarse los dedos. Si todavía no te suenan estas abreviaciones te recomiendo urgentemente echarle un vistazo a este artículo que te dará una buena visión general sobre la temática.

Podrías pensar que con esta introducción te quiero quitar las ganas de ponerte en serio con el tema e-mail marketing. En realidad es todo lo contrario porque considero este canal como el “rey del marketing online” pero me importa tu “salud empresarial” todavía más por lo que quiero evitar que pilles una “gripe” o peor…

Sobre todo en el mundo anglosajón el e-mail marketing está considerado como una herramienta excelente por la que se apuesta seriamente. También es verdad que en Europa las cosas se han complicado un poco en los últimos años pero al final tampoco es tan difícil hacer las cosas bien. A pesar del hecho de que el tema tanto en España, como a nivel europeo se haya puesto más complicado, sigo recibiendo a diario varios correos no deseados.

¿Spam?

El gran problema que tiene el correo electrónico es su imagen. La primera asociación de las personas con e-mail es spam. Les sale de forma natural cuando les preguntas. Casi nadie lo puede evitar. Si el contacto inicial es por correo electrónico sin consentimiento previo la primera impresión es mala por definición. Da igual si sois contactos en LinkedIn, has utilizado el formulario de la empresa o has logrado su mail de alguna otra forma que no haya sido directa a través de él o ellas. Si has leído el contenido enlazado en el primer párrafo sabrás que realmente no te interesa crearte este tipo de problemas evitables.

No personalizar los mails

Aquí va otra. No nos conocemos de nada y me quieres vender algo. Muy bien hasta aquí, también soy comercial por lo que entiendo tus intenciones. Pero ahora ponte en mi piel: no tomarte ni 3 minutos de investigación para averiguar más sobre mi no es una buena señal. En mi caso, muchas personas me contactan a través de mi blog con “Hola” a secas cuando con menos de 3 clics eres capaz de averiguar mi nombre. Queda mucho mejor “Hola Carlos” que un simple saludo al inicio de un e-mail. Personalizar no cuesta casi nada y el impacto positivo merece la pena tomarse el tiempo necesario.

No dar antes de recibir

Si de verdad quieres convencer a alguien de lo bueno que eres, aporta una prueba de tu trabajo. Si eres copywriter redacta una nueva versión de su página “sobre nosotros”, si eres SEO haz una pequeña auditoria SEO de la página, si eres programador aporta una lista de mejoras que podrías implementar ya en la página con resultados concretos, si eres una agencia inmobiliaria recomienda cómo comprar a buen precio aunque no te lleves ninguna comisión … etc. Tienes que dar antes de recibir, es así de sencillo. Cuando no te conocen de nada es la única forma de llamar la atención.

Generar puntos de contacto previos

Este punto es más efectivo todavía. Antes de ponerte en contacto por mail genera puntos de contacto previos. Las redes sociales son fantásticas para ello sobre todo si la persona es activa en una de las principales plataformas. No se trata de hacerle la pelota a nadie si no de buscar interacción real y “desinteresada”.

Todos queremos vender mucho, rápido y sin esfuerzo. Cuanto más mejor es mi lema pero en ocasiones tiene sentido ir más despacio y ser más selecto. No por enviar 1.000 emails vas a captar 10 clientes. En ocasiones puedes tener suerte pero en el ámbito profesional no basaría mis ingresos en algo que no puedas controlar. Nunca olvides que todo se basa en confianza y eso requiere relaciones personales. Vendes a personas. Piensa en lo que tú necesitas para confiar. A veces ponerse en la piel de la otra persona te da las mejores pistas para tu propio comportamiento. Pruebalo, a mi muchas veces me ha dado muy buenos resultados.

Me llamo Carlos Bravo y soy maratoniano en lo personal y en los negocios. En los últimos 12 años he fundado tres empresas en el ámbito digital. En mi agencia Beguerrilla también gestiono e-commerce propios que me sirven sobre todo para dar consejos en base de mis propios errores y aciertos.

¡inmoacademy ya en tu email!

Recibe las últimas noticias y contenidos en tu email