La negatividad en el marketing y porque deberías usarla

La negatividad en el marketing y porque deberías usarla

El marketing no es únicamente felicidad. Los mensajes negativos también tienen el poder de conectar de forma impresionante con la audiencia.

La negatividad en el marketing y porque deberías usarla

Si no llevas haciendo marketing desde ayer sabes que las imágenes tienen un poder increíble a la hora de generar emociones y conectar con tu audiencia. En el pasado he hecho uso de ello sobre todo a la hora de crear campañas con Facebook Ads. De los probablemente más de 200 banners que he ido haciendo el 99,9% eran personas sonrientes y felices.

El descubrimiento del poder de las imágenes negativas

Nunca me había planteado utilizar otro tipo de anuncios que no fueran los que transmiten felicidad. Variaban los motivos, pero no el mensaje: felicidad. Este tipo de marketing sin duda también funciona, pero igual hay cosas que podrían dar todavía mejores resultados.

No lo había planeado sino fue más bien por pura casualidad que caí en una foto que en vez de transmitir cosas positivas, mostraba cabreo y frustración. Cómo igual te puedes imaginar esto me sorprendió bastante. Resultó ser el banner que mejores resultados obtuvo, en cuanto a nivel de clics y conversiones. Luego te pones a pensar y te das cuenta de que es de sentido común.

Las noticias están llenas de eventos negativos porque es algo que atrae mucho al ser humano. El lado oscuro tiene una fascinación profunda. Es por ello por lo que también los “sinvergüenzas” triunfan.

Uso de la negatividad en el copywriting

Desde este pequeño descubrimiento he cambiado mi estrategia de hacer campañas. Hago uso de mensajes de frustración e incluso provocación para conectar con la audiencia. Los resultados están siendo muy buenos hasta ahora.

El hecho de usar frases negativas o agresivas en los banners hace que sorprenda mucho más al usuario, le da curiosidad por ver que hay más allá del banner que puede ver. Evitando insultos o frases malsonantes por supuesto, no queremos que el usuario se lleve una mala impresión de nuestra agencia y piense que somos poco profesionales.

No hay que ser necesariamente demasiado agresivo en el copywriting. Puede ser algo tipo de “¿Estás frustrado con…?” o ya un poco más atrevido “¡No tienes ni idea de…!”. Las emociones son clave en el marketing y si son negativas son incluso todavía un poco más fuertes. Sea cual sea el lado que elijas. No optes nunca por ser neutral porque esto te convierte en invisible e insignificante. Es lo último que buscas.

No olvides nunca que cada agencia inmobiliaria es un mundo y cada uno tiene su estilo propio. Yo te aporto posibles vías y tú eliges el camino que mejor se adapte a ti.

¡inmoacademy ya en tu email!

Recibe las últimas noticias y contenidos en tu email