Los favores son la moneda más cotizada del mercado

Los favores son la moneda más cotizada del mercado

Si quieres crear una red potente de colaboradores empieza a ofrecer favores. Ayudar sin pedir nada a cambio te ayuda a crear un activo para tu negocio.

Los favores son la moneda más cotizada del mercado

Igual algunos me vais a decir que hacer favores no sirve para nada. Hay personas que nunca pagan sus “deudas”. Esto es cierto y no lo puedo negar. Aunque no seas cristiano debería interesarte ayudar a terceros sin esperar nada a cambio.

¿Cómo funcionan los favores?

Los favores son la moneda del networking. Las personas que están bien conectadas disponen de muchos contactos de calidad porque han aportado mucho antes de pedir algo a cambio. Incluso en la mayoría de los casos no han pedido nunca nada. Aun así, es un activo importante que tienen a su disposición visto que las personas que han recibido su ayuda en el pasado están a su disposición. Es importante tener en cuenta algunos aspectos básicos de los favores para hacerlo bien:

  • Poco esfuerzo para hacer el favor: el favor no le debe costar mucho esfuerzo al que lo da y sobre todo no puede estar relacionado con dinero.
  • Ayudar sin poner condiciones: el que ofrece o da ayuda no puede pedir nada a cambio. Un favor tampoco cuesta dinero y no hay un beneficio económico.
  • Se crea una deuda: el que recibe el favor tiene que ser consciente que tiene ahora una “deuda” que tiene que devolver algún día.
  • Es una satisfacción personal: al final no es del todo cierto que no recibes nada a cambio. Se obtiene una satisfacción personal ayudando a terceros.

Por qué debería interesarte hacer favores

Hacer favores es la moneda que vale más que dinero. No siempre tiene sentido buscar una recompensa económica a corto plazo. Lo bonito de los favores es que en la mayoría de los casos no te cuesta casi nada realizarlos, pero a la persona que los recibe le aportas mucho valor por lo que en general lo recuerda y sabe que “te debe una”. En cuanto más vas acumulando, más potente se convierte tu red de contactos y colaboradores.

El simple hecho que te deban un favor te da una posición de ventaja sobre esa persona. Ya no debería darte vergüenza pedirle algo porque te debe una y salvo que sea algo muy complicado lo va a hacer, aunque no le apetezca nada y solo sea para no deberte más un favor.

En cualquier momento puedes pedir que te devuelvan el favor. Siempre habrá personas que abusen de ti, pero no te debería frenar a la hora de ofrecer tu ayuda siempre que te sea fácil. De media vas a sacarle mucho beneficio si estas a disposición de las personas que te rodean tanto en lo profesional como en lo personal.

Solo queda tirar de memoria y buscar a esas personas a las que les has hecho favores, tampoco hace falta remontarse a cuando le dejaste tus apuntes al compañero de clase, pero por ejemplo algún favor que le hiciste a un amigo tuyo para un puesto de trabajo o que se yo. También bien empezar a hacer favores que se puedan traducir en un beneficio mayor en un futuro, eso ya está en tu mano.

¡inmoacademy ya en tu email!

Recibe las últimas noticias y contenidos en tu email