Por qué el flujo de caja no es lo único que tienes que controlar a nivel de finanzas

Por qué el flujo de caja no es lo único que tienes que controlar a nivel de finanzas

Hace un par de años me dieron un discurso desagradable que me hizo ver cosas que hasta entonces no había atacado de forma sería. Es el tema de las finanzas

Por qué el flujo de caja no es lo único que tienes que controlar a nivel de finanza

Los emprendedores no solemos tener muy en cuenta las finanzas, me refiero a tener visión para tenerlo controlado el tema de gastos e ingresos en todo momento. Típicamente pensamos que las cosas van a ir bien y mientras que el saldo en la cuenta bancaria sea positivo intentamos no preocuparnos demasiado.

El problema de controlar únicamente el flujo de caja

Cuando empiezas un proyecto sueles invertir una cantidad considerable de dinero. No pasa nada en absoluto si ese dinero que has invertido lo recuperas al poco tiempo con altos beneficios. Te seré sincero. Esto en los inicios pocos lo consiguen.

Puedes tener un problema cuando o bien inviertes demasiado, tienes pérdidas en los primeros meses, o bien no has calculado bien los margenes y costes que estás obteniendo a través de las operaciones que estás cerrando.

En mi caso el control financiero que estaba llevando hasta entonces se limitaba al flujo de caja. Cada mes tenía que entrar más de lo que salía. Ese era mi planteamiento básico. Lo que no tenía era una visión detallada de mis finanzas. He tenido que aprender la lección que no todo se limita al flujo de caja.

Tareas financieras básicas para retomar el control contable de tu negocio

No sé tú, pero a mí personalmente el tema de las finanzas y del control contable es una de las cosas que menos me gustan a la hora de emprender. Hasta cierto punto puedes externalizar tareas, pero hay cosas que tienes que hacer en primera persona.

Te recomiendo estos pasos básicos:

  • Analizar en detalle el informe de ventas del año anterior.
  • Calcular un margen medio por inmueble (en vez de únicamente hacer un análisis puntual).
  • Planificar el flujo de caja de los próximos 6 meses con todos los datos nuevos.

Pues eso es lo que toca hacer. Si no haces esta labor corres el riesgo de vender sin ganar nada. A corto plazo no te das cuenta porque el flujo de caja es positivo y parece que las cifras cuadran. No creo (y espero) que sea tu caso, pero mejor asegurarse teniéndolo todo apuntado en una hoja de cálculo que guiarse por la intuición. No nos la podemos jugar.

Espero que estas líneas te ayuden a mejorar el control financiero de tu agencia inmobiliaria. En caso de que ya tuvieras ese control: enhorabuena, has conseguido superar un problema que atormenta a muchos emprendedores. En caso contrario, no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. ¡Manos a la obra con las finanzas!

¡inmoacademy ya en tu email!

Recibe las últimas noticias y contenidos en tu email