Principales razones por las que campañas de publicidad online no funcionan

Principales razones por las que campañas de publicidad online no funcionan

El marketing de contenidos es más potente si se combina con campañas de pago.

Para que una campaña funcione se requiere experiencia y esto se obtiene con el tiempo.

Principales razones por las que campañas de publicidad online no funcionan

No nos engañemos: quien diga que es fácil captar clientes por Internet miente. La verdad es que el canal online ofrece una oportunidad tremenda para todos aquellos que están dispuestos a aprender, experimentar y aceptar resultados mediocres al principio como parte del aprendizaje.

Para tener éxito es importante fijarse en aquellos que lo están haciendo bien y copiar sus estrategias. También puedes acelerar el proceso contratando personas y empresas que tienen el conocimiento y la experiencia para acortar el tiempo de aprendizaje.

Aquí van las principales razones por las que campañas de publicidad online fallan:

1. Usabilidad del sitio web no óptimo

En cuanto más clics sean necesarios para rellenar un formulario, menos personas se van a registrar. No es por nada que Amazon ha patentado la compra de sus artículos con un clic único. En general el usuario tiene que encontrarse en una web con una estructura de navegación sencilla junto con un diseño profesional que genera confianza.

2. Falta de una página de aterrizaje

Cuando nuestro objetivo es captar clientes para nuestra agencia, tenemos que asegurarnos que a primera vista el usuario que entra en nuestra web obtenga toda las información que esté buscando en un instante. Para ello es recomendable hacer uso de una página de aterrizaje específica para el servicio que estamos promocionando en la campaña. Para optimizar las conversiones se deberían testear varios diseños y configuraciones para conseguir aquellas combinaciones que sean las más efectivas a la hora de por ejemplo, registros de clientes potenciales..

3. Mala o falta de optimización

Cuando se hace una campaña de banners a un modelo de pago por impresiones hay que asegurarse de conseguir una buena relación de impresiones (visualizaciones del banner) y clics (CTR, Click Through Rate). Un CTR bajo indica que nuestro banner no tiene un posicionamiento óptimo en la página en la que nos estamos promocionando. Cuando se hacen este tipo de campañas es recomendable asegurarse que los anuncios salgan a primera vista sin necesidad de que el usuario tenga que hacer scroll para que les aparezcan.

4. Falta de conocimiento de las herramientas

Existen varias herramientas y plataformas en el mercado para hacer publicidad en Internet. Cada una de ellas tiene sus ventajas y desventajas.

Para hacer un uso óptimo de ellas hay que conocer bien el funcionamiento. En muchos casos no hay una experiencia suficiente con la herramienta para aprovechar al 100% su potencial. Si escucháis a alguien diciendo que “la herramienta/ plataforma x no da buenos resultados” es porque muchas veces no sabe hacer un buen uso de ella y en consecuencia no exprime todo el potencial que tiene.

5. Herramienta o canal no adecuado para el público objetivo o producto

Si somos una agencia que quiere vender sus servicios a empresas no tiene por ejemplo mucho sentido anunciarse en el sitio web elmundo.es. Aunque se llegue a una parte del público objetivo, estamos gastando mucho de nuestro presupuesto para enseñar nuestro banner a una gran mayoría de personas que nunca serán nuestros clientes.

En este caso sería mejor buscar un portal de empresas donde haya una mayor concentración de perfiles que están dentro de nuestro público objetivo. Es importante elegir el canal adecuado para cada producto y servicio. Aunque la selección sea la adecuada no significa tampoco que podamos lograr los resultados deseados. Hay que tocar muchas teclas para encontrar el encaje adecuado.

En resumen:

Si acabas de lanzar una página web o un blog y quieres captar clientes para tu agencia inmobiliaria no esperes resultados rápidos porque nunca lo son.

En el marketing online hay que tomarse el tiempo de ir probando cosas nuevas cada semana o mejor incluso todos los días. Poco a poco se llega, tomártelo con calma aunque sea pisando el acelerador.

Me llamo Carlos Bravo y soy maratoniano en lo personal y en los negocios. En los últimos 12 años he fundado tres empresas en el ámbito digital. En mi agencia Beguerrilla también gestiono e-commerce propios que me sirven sobre todo para dar consejos en base de mis propios errores y aciertos.

¡inmoacademy ya en tu email!

Recibe las últimas noticias y contenidos en tu email