Qué es la omnicanalidad y cómo puedes sacarle partido

Qué es la omnicanalidad y cómo puedes sacarle partido

Herramientas para la omnicanalidad de inmobiliarias

¿Sabes qué significa el concepto onmicanalidad? Consiste en llegar al consumidor por medio de diferentes canales, pertenecientes tanto en el ámbito online y offline. En plena transformación digital de las empresas, resulta evidente que no estar en internet es un error. Pero tampoco es ventajoso dejar a un lado los métodos más analógicos de venta. De hecho, existen varios recursos que demuestran que ambos espacios, el real y el virtual, están destinados a coexistir si quieres que tu negocio tenga éxito. 

Omnicanalidad: la unión entre realidad y virtualidad

Realidad aumentada

Un buen ejemplo de omnicanalidad en el sector inmobiliario es la realidad aumentada. Un recurso tecnológico que permite ver más allá de las cuatro paredes de un inmueble. Combinando las visitas convencionales a una vivienda y el uso del teléfono móvil, el comprador potencial podrá ver cómo quedaría el espacio después de una hipotética reforma o amueblado, en caso de encontrarse vacío. De este modo, la realidad aumentada, que combina el ámbito online y offline, es una variante del home staging que no conlleva invertir en muebles. 

Geolocalización

La geolocalización (o lo que es lo mismo, los iBeacons y la tecnología Bluetooth Low Energy) es otra manera de aplicar la omnicanalidad al mercado inmobiliario. Básicamente, permite mandar o captar información de los smartphones que se hallen por la zona. Así, puede sorprenderse a potenciales clientes con avisos cuando paseen por delante del establecimiento físico, ofreciéndoles ofertas o descuentos. También permite la interacción con el cliente dentro del establecimiento, pudiendo llevar a cabo estrategias de marketing que incluyan la gamificación. 

Apps

Muy relacionado con el punto anterior, las aplicaciones móviles nativas consiguen asimismo unir el ámbito online y offline del negocio. Entre las funciones que incluyen podríamos destacar los buscadores de tiendas y productos, las listas de favoritos, las opiniones de otros usuarios, la atención al cliente o el pago con el teléfono móvil. 

Pago con el móvil

Justamente el pago con el móvil es otro de los recursos que encajarían dentro de la omnicanalidad. Y es que, si hasta ahora existían clientes que se movían solamente con la tarjeta de crédito, actualmente pueden dejar la cartera al completo en casa. Lo único que necesitan es un teléfono móvil. Más cómodo para el cliente y menos costoso para el vendedor. Acabamos con una cifra: según CaixaBank, en el año 2024, el 25% de las transacciones en tienda física se pagarán con el móvil. 

Ofrecer Wi-Fi abierto

¿Pongo una red Wi-Fi abierta o cerrada exclusivamente a clientes? Seguro que te habrás hecho esta pregunta en alguna ocasión. Pues bien: la omnicanalidad apostaría por las redes abiertas. ¿Por qué? Para captar datos de los usuarios que se conecten a la Wi-Fi de tu establecimiento. ¿Para qué? Para impactarles con un mensaje en tiempo real o para definir el tipo de público que se interesa en tus servicios. 

Con toda esta información ya puedes hacerte una idea de lo que es la onmicanalidad y cómo puede ayudar a tu negocio. Tan solo debes estudiar cuáles de los recursos anteriores se adaptan mejor a tu idea de negocio y empezar a experimentar con ellos. 

¡inmoacademy ya en tu email!

Recibe las últimas noticias y contenidos en tu email