¿Tiene sentido montar una página web para una agencia inmobiliaria?

¿Tiene sentido montar una página web para una agencia inmobiliaria?

¿Le estás dando vueltas porque no tienes claro que una página web pueda ser rentable para tu agencia?

Te presento el caso de Rosa y su peluquería en Ayna, un pueblo en Albacete.

¿Es imprescindible tener una página web para vender?

¿Puede ser rentable una página web para una agencia inmobiliaria ?

La respuesta claramente es “no” porque existen cientos de miles de negocios locales que se dan a conocer de otra forma para captar clientes. Si hasta ahora “únicamente” tienes un escaparate offline y mantienes contacto con los clientes de tu agencia inmobiliaria de cara a cara sabrás de lo que te estoy hablando.

En realidad la pregunta no está bien hecha. Porque no es cuestión de poder prescindir de una web para sobrevivir, sino de cuánto se deja de ganar por no tenerla.

En el caso de tener un negocio puramente online, el cálculo del retorno de la inversión (ROI) es relativamente sencillo porque todas las transacciones se realizan a través de la web. Pero en un negocio puramente informativo ya es otra cosa. ¿Cuál es el ROI en este caso?

Pintemos un pequeño escenario para averiguarlo.

Caso práctico – el ROI de la web de la peluquería de Rosa de Ayna

Hablemos un momento de Rosa. Rosa tiene un pequeño negocio local, una peluquería para ser más exactos. Desde hace poco tiempo tiene una página web porque su sobrino trabaja en una agencia de marketing en Madrid y le ha convencido de que sería una buena idea tener una presencia online.

Al principio pensaba que los 1.000 euros de inversión fueron tirados a la basura porque no notó ningún aumento de clientes en su peluquería en Ayna, un pueblo en el sur de Albacete. Ahora que ya habían pasado 8 meses se dio cuenta del posible valor que le aportaba la web:

  • Los clientes de toda la vida visitaban con mayor frecuencia su peluquería. En vez de pasar una vez cada 3 meses, en muchos casos la frecuencia aumentó a 6 semanas.
  • De repente empezaron a llamar personas que resulta que eran de pueblos del alrededor. Rosa no conoce a mucha gente fuera de Ayna por lo que no entendía cómo estos pueden haber dado con ella.

Rosa siempre fue una mujer espabilada por lo que se puso a investigar.

  • La mayor frecuencia de visita de sus clientes no tenía nada que ver con que ahora se lleva el cabello más corto y tampoco que el pelo les crecía más rápido. Investigando se enteró de que muchos no tenían apuntado el número de su peluquería y que buscando en internet nunca habían dado con la peluquería. En ese caso habían ido al negocio de Carmen que está en el pueblo al lado de Ayna y hasta entonces era el único resultado que salía cuando buscaban “Ayna peluquería” en Google.
  • El segundo factor de crecimiento era que de repente aparecía su página cuando alguien buscaba peluquería Albacete en los resultados locales del buscador. Cómo antes no tenía web no tenía esta visibilidad y el que no la conocía simplemente no iba a su peluquería.

A Rosa se le dan bien los números por lo que hizo una estimación rápida de los datos que había logrado a través de una breve encuesta entre los últimos clientes y calculó que la web le generaba unos 10 cortes de pelo cada mes más. De media un cliente le paga 25 euros por lo que en cifras absolutas estamos hablando de 250 euros al mes.

Rosa no ha tratado nunca el concepto de “ROI” pero intuye que esto tiene sentido para ella. Al final parece que la idea de su sobrino no fue tan mala como inicialmente pensaba.

Factores clave para lograr un ROI con una página web que no vende de forma directa

Si has estado atento, te habrás dado cuenta que en el caso práctico he dado por hecho algunas cosas no tan evidentes para lograr un ROI con una página web.

Al parecer la página de Rosa ha empezado a posicionar en Google sin hacer prácticamente nada. Este caso es un tanto especial, ya que el mero hecho de estar online no te suele generar resultados. He asumido que en Ayna no hay competencia a nivel de peluquerías por lo que es la excepción de la regla.

Sobre todo en negocios del tipo de Rosa hay que realizar este tipo de tareas.

  1. Conseguir comentarios positivos para las páginas en los resultados locales de Google. Hay que invertir tiempo para realizar un marketing local en condiciones.
  2. Actualizar la web con una frecuencia mínima para que las acciones offline también estén reflejadas online.
  3. Publicar la URL de la web en folletos y otros posibles documentos para promocionar el negocio.

Con los 3 puntos cumplimos unos mínimos que en función de la competencia dentro de nuestro nicho local pueden ser suficiente o no para lograr un ROI positivo.

Está claro que tener una web no es suficiente para captar clientes nuevos, de la misma manera que apuntarse al gimnasio no es bastante para ponerse en forma. Así que si te montas una web asume las consecuencias y ponte a currar (en otro caso siempre tendrás más tiempo para ir al gimnasio).

Me llamo Carlos Bravo y soy maratoniano en lo personal y en los negocios. En los últimos 12 años he fundado tres empresas en el ámbito digital. En mi agencia Beguerrilla también gestiono e-commerce propios que me sirven sobre todo para dar consejos en base de mis propios errores y aciertos.

¡inmoacademy ya en tu email!

Recibe las últimas noticias y contenidos en tu email