«El acuerdo entre Registro y Catastro supone una mayor seguridad jurídica e implicación de la ciudadanía»

«El acuerdo entre Registro y Catastro supone una mayor seguridad jurídica e implicación de la ciudadanía»

Clio Beruete

Clio Beruete

Periodista Móvil & Digital

Hace unos días conocíamos la noticia sobre el acuerdo al que el Registro de la Propiedad y el Catastro han llegado para conseguir un intercambio de información más fluido y eficiente. Sobre este asunto hablamos esta semana con David Paramio, Director de Consultoría Inmobiliaria de TINSA.

Este acuerdo, afirma Paramio, «es una continuación de una resolución que en el año 2015 firmaron». Aquella introdujo una serie de protocolos de comunicación entre ambos estamentos. «Aquello era el inicio de relaciones y ahora es una continuación y perfección del acuerdo».

Para David Paramio, lo que verdaderamente va a suponer este acuerdo es «un avance tecnológico importante». En este sentido, pretende dar «forma, contenido y verifique cómo se suministra información entre los dos estamentos de carácter público».

Así pues, el Director de Consultoría Inmobiliaria de TINSA, afirma que se van a modernizar ambas páginas web, «tanto de registradores como de catastro porque va a avanzar mucho en los protocolos de firma electrónica y de información gráfica alternativa».

Un acuerdo con objetivos ambiciosos

Este acuerdo no solo supone «una mayor seguridad jurídica» entre ambos estamentos sino también «de cara al particular». Éste va a poder interactuar tanto con el registro como con el catastro para poder incorporar «información gráfica alternativa y que se la verifiquen» rápidamente. También para que «tenga acceso y uso a los servicios del catastro de manera fehaciente».

Esto significa una «mayor implicación de la ciudadanía» y también el ahorro de trámites administrativos que en la actualidad son complicados.

David Paramio destaca que la práctica de la tasación se va a ver beneficiada por este acuerdo. Para él, el valorador cuando visita una finca, «necesita que estos dos organismos tengan la mayor coordinación posible». En este sentido, Paramio dice que «esto le ayudará a identificar las fincas y a no poner salvedades en los informes, que muchas veces suponen una paralización de operaciones registrales e hipotecarias».

Un acuerdo complejo pero que aporta transparencia al proceso registral y facilita la labor de tasación. Un paso más hacia digitalización del sector inmobiliario en un año, el 2020, en el que las turbulencias económicas siguen presentes.