«Hay necesidad de producto logístico, hay carencia y los fondos están muy interesados en invertir», Toni López, Socio Forcadell

«Hay necesidad de producto logístico, hay carencia y los fondos están muy interesados en invertir», Toni López, Socio Forcadell

Clio Beruete

Clio Beruete

Periodista Móvil & Digital

Casi al término de 2019, nos sentamos a charlar con Toni López, Socio de Forcadell y Director de su Área Inmobiliaria de Empresa. Con él repasamos este año analizando las grandes oportunidades para invertir como el producto logístico. También los efectos que ha tenido sobre el mercado de la vivienda la nueva Ley de Crédito Inmobiliario. «A priori todos los cambios que se hacen en esta línea son para favorecer a la ciudadanía» afirma López. Sin embargo, opina que cuando se produce una intervención por parte de las instituciones públicas «suele provocar el efecto contrario». Según añade «lo que hace es indirectamente encarecer el coste de las viviendas porque encarece el precio al traspasar ese gasto a la entidad financiera».

También le preguntamos por la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos y aquellos activos inmobiliarios más atractivos para los inversores como el producto logístico.

El producto logístico, gran oportunidad para invertir

El auge del comercio electrónico está convirtiendo a la inmologística en una jugosa inversión. Sin embargo, le preguntamos a Toni López por sus posibles limitaciones.

En su opinión, «está transformando el mercado». «Es un segmento de actividad», añade López, » muy atractivo para el inversor porque allá donde el sector residencial tiene una rentabilidad cercana al 3,5 o 4%, en el logístico tienes 6 u 8%, en función de la zona donde compres el activo y el riesgo que ello suponga.»

Además, el Director del Área Inmobiliaria de Empresa de Forcadell destaca la facilidad con que éstos se gestionan porque suelen ser plataformas con un solo cliente. «Lo que vemos es que se está transformando el modelo», afirma, «hay necesidad de producto logístico, hay carencia y los fondos están muy interesados en invertir.»

En esta línea, López es claro, los grandes operadores logísticos ofrecen una oportunidad que generará mucho empleo. Sin embargo, afirma, las instituciones, de momento, solo ven los problemas asociados como el aumento de tráfico y las dificultades de movilidad en las grandes ciudades.

Otro gran activo inmobiliario son las oficinas. A juicio de López, los tipos de interés tan bajos que actualmente presenta el mercado inmobiliario español favorece la inversión extranjera. Una situación que viene acompañada de un tejido empresarial presente en nuestro país cada vez más innovador.

En cuanto a la Ley de Arrendamientos Urbanos, vuelve a insistir en que la intervención pública puede provocar el efecto contrario al deseado. Mientras que en la teoría puede parecer buena idea, en la práctica no lo es. «Mucha gente que podía tener un activo en alquiler, se replantea el tenerlo por las dificultades que ello le comporta».

A partir de ahí, añade, «se hace un mercado menos líquido y pierdes parte de la inversión que pueda venir para el sector». Y es que tan solo el 5% del mercado está en manos de los grandes tenedores, «el resto del mercado está muy repartido» entre propietarios particulares.